lunes, 29 de mayo de 2017

OTRO MAS SOBRE LA HORA

Se ganó el primer partido de este torneo llamado intermedio, que puntúa para la tabla anual y que dejó a Nacional primero en esa tabla.
El rival River Plate, que siempre quiso jugar al fútbol con pelota al pie, dio mas trabajo del pensado inicialmente.
Así y todo Nacional, en el primer tiempo ejerció supremacía con buena participación de un Viudez mucho mas despierto e inquieto, con la colaboración de un Liguera titular y un Sebastián Fernández que se movía generando brechas.
Aguirre puesto sobre la banda izquierda, metía e intentaba pero no podía. Romero ni el tata González jugaban un buen partido en media cancha, y River tenía espacios para contragolpes que generaron peligro ante una defensa que se mostró bastante floja y en la que solo Conde respondía.
Vino el gol de Polenta en una de sus patriadas al área, todo pareció acomodarse, pero River y su insistencia hicieron que el empate llegara después que una pelota rebotara y dejara mal parado a Conde.
Balance general del primer tiempo, Nacional con las variantes hechas por Lasarte en algunos sectores desde el comienzo dieron mas rédito, aunque ni Aguirre en la izquierda, donde no debería jugar y si en el centro, mas lo bajo del tata y Romero, allí va Arismendi, porque es claro y notorio que Sebastián Rodriguez no es del paladar del técnico aunque el no lo diga.
El segundo tiempo fue mas en base a fuerza y temperamento que a intentar jugar, volviendo a las andadas. Eso fue aprovechado por River que tuvo cinco o seis chances claras de gol por los buracos que le ofrecía Nacional con un desbalance total en sus líneas. Como no concretó lo que debió hacer, y como le pasa habitualmente a los cuadros chicos, y sobre la hora perdió el partido con un golazo de Aguirre, pagando carísimo su inoperancia para el gol ante chances muy favorables.
Silveira fue al banco, entró cerca del final, creo que debe de seguir siendo suplente, pero Aguirre tiene que ser el centro delantero, del que duda Lasarte como tanta otras muchas cosas.
Según los que llevan estadísticas 14 partidos de 22 ganados por un gol de diferencia, eso dice algo, y 7 partidos ganados sobre el final de los encuentros, con solo 3 ganados por mas de un gol son el balance,numérico hasta hoy.
Por lo menos no se vio contra River, mas allá de algunos problemas defensivos con bajas actuaciones individuales, el mal juego de encuentros anteriores. 
Hay que seguir y arreglando varias cosas, que contra los darseneros quedaron al descubierto, pero creo que algo se mejoró y eso como venía la mano me pareció positivo. 


                                                                   Enrique Bello

sábado, 27 de mayo de 2017

F E L I C I T A C I O N E S

A la Comisión de Historia y Estadística de nuestro Club Nacional de Football.
Apelando a la memoria, no pasó desapercibido para todos sus integrantes con su presidente el Cr Juan J. Melo a la cabeza una fecha , que no era una mas en la inmensa historia de nuestra Institución.
100 años del tango La Cumparsita, cuyo autor fue un gran tricolor como Gerardo Matos Rodriguez, fueron conmemorados en una muy linda gala en el salón cristal de nuestra sede social.
Con una buena presencia de público y lamentablemente sin la presencia de la dirigencia como estaba pensado, a raíz de los desagradables sucesos que se tuvieron que vivir en las horas previas.
Pero la presencia de una sobrina nieta de Matos Rodriguez, de alguna autoridad política y mucha gente vinculada al club de toda una vida, todo el acto fue sencillo, pero sumamente agradable y disfrutable por los presentes.
Una pareja de bailarines, hizo las delicias al compás del dos por cuatro y la presencia y la voz de Ricardo Olivera y Valeria Lima, orquesta incluída, nos permitieron escuchar varias piezas de la música típica, entre ellas Nacional For ever, es decir Nacional para siempre, de Gerardo Matos Rodriguez y Nacional sos el Decano, cantado notablemente y con alma y vida por Valeria Lima.
Linda noche, entre bolsilludos, amigos, buena gente y con la organización de la Comisión de Historia, gente que no está en las marquesinas, que es honoraria como tantas, pero que ponen alma corazón y vida para realizaciones como ésta.
Una lástima, algunos  accontecimientos que parecieron empañar una fiesta, pero Nacional es tan grande, que lo superó con gran hidalguía y señorio.
Se cerró el acto con los acordes del himno de los tangos, La Cumparsita, y los aplausos de los asistentes.
Las luces se fueron apagando entre saludos y abrazos y la satisfacción, una mas, para el mejor recuerdo de un tricolor de ley 
GERARDO MATOS RODRIGUEZ.


                                                               Enrique Bello

A T E N C I O N

Mañana, domingo 28 de mayo juega Nacional con River Plate a las 19 horas en el Parque Central, iniciando este campeonato al que la incapacidad y falta de ingenio de los dirigentes le pusieron de nombre Intermedio.
Comunico por esta vía que nuestro programa DALE BOLSO cuyo horario tradicional es a las 21 horas, por la trasmisión de fútbol y como ha ocurrido en varias oportunidades va a salir a las 23 horas. 
Ponemos en alerta a la gente, que sabemos se ha ido acostumbrando a estos cambios.
Siempre con algo distinto que la gente respeta y valora y a nosotros nos hace muy felices.
Por algo está dicho no se necesita estar todos los días hablando de lo mismo para hacer un programa partidario de las características de DALE BOLSO. No sin dificultades seguimos marcando la diferencia, para hacer un programa serio y de calidad y a eso hemos apuntado, con el aval de la gente.
Los espero, ah si alguien cree o piensa que voy a hablar de los últimos sucesos, olvídenlo, lo ignoraré por completo, porque yo entiendo a Nacional de otra manera y lo ocurrido me ha causado profunda tristeza, máxime surgiendo desde las entrañas del club, que de ninguna manera merece estas afrentas. Ser de Nacional en este país siempre fue algo distinto y orgullo de nuestra gran colectividad

        MAÑANA  HORA   23  DESPUES DEL FUTBOL

          POR RADIO   1010  AM    DALE  BOLSO


                                                                Enrique  Bello

miércoles, 24 de mayo de 2017

HACE MUCHO QUE LO VENIMOS DICIENDO

Recién ahora, la gente se empezó a dar cuenta que este equipo de Nacional juega muy mal, y aunque se moleste  Lasarte, hace rato largo se equivoca y feo. El tema es que no lo quiere reconocer.
Es cierto ha tenido muchos problemas, pero en el planteamiento, en la integración y en los cambios a fallado muchísimo 
Los jugadores tampoco lo han ayudado  con sus bajísimos rendimientos, esa es la verdad.
Pero un equipo con aspiraciones tiene que mostrar otra cosa.
Lanús vino, jugó a media máquina, ganó y ganó muy bien dominando todos los aspectos del juego. Tres partidos de local, uno solo ganado, dos perdidos. No se le hizo un gol al Zulia. 
Gracias al presidente de Chapecoense, que se mandó una macana bárbara, y permitió lo que ya se sabe.
Hay  mas de un mes para una recuperación, que tiene que ser muy grande porque de otra manera, el futuro es oscuro.
Algún día la gente, e incluyo a los dirigentes que tienen la mejor voluntad de que las cosas salgan bien, pero tienen que introducirse  mas en la interna del plantel, del entrenador y de la gerencia deportiva, preguntar, exigir y si es necesario apretar clavijas, pero permitir todo, creyendo y expresando que vamos  fenómeno, me parece a mi que no debe ser. Es una opinión como hay tantas.
Pero sin creerme un sábelo todo, algo que no es así, tengo la tranquilidad que lo que pasa hoy con este equipo de Nacional, lo vengo diciendo hace mucho tiempo y muchos me combatían.
Adivino, no, nada de ello, solo mirar el fútbol de frente, con frialdad, con pasión por supuesto, con el deseo de ganar, pero viendo un equipo que como tal, desde este nuevo ciclo de Lasarte ha sido muy discreto en todas sus líneas. No tiene fútbol en el medio, no remata al arco, no define en el área contraria, Silveira y Aguirre juegan por las puntas cuando lo tendrían que hacer por el centro, no hay desbordes bien hechos por los laterales ni por las puntas, hay problemas de marca en varios sectores. Que se creían que con todos estos errores, se podía aspirar a algo mejor.
Para mi lo mas positivo de pasar a octavos de final, es la plata que va a entrar al club, que la necesita como el agua bendita, después nada mas.
Otra derrota en el Parque, que duele, como ocho partidos seguidos sin ganar a un equipo argentino. Todo muy pobre.
Lasarte dice ahora, nos hubiera gustado tener un parate a partir de este momento, pero hay que jugar el campeonato que viene.
Yo no lo entiendo, que quería el entrenador, en mitad de un año con veinte partidos oficales disputados, se le ve desnorteado al técnico y eso peligroso.
Como final de este comentario, expreso que hay que mejorar este plantel rapidamente, un zaguero, mas allá de que Rolín vuelve, un volante mixto que marque y juegue al fútbol distinto a lo que tenemos hoy y un delantero por las puntas.
Y hay que hacer alguna liempecita, Lozano primero en la fila, dicen que Porras ya juega los descuentos, , K. Ramirez, a éste hay que pucherearlo un poco y decirle, viejo esto es Nacional, Otálvaro que vuelva a Colombia, no se sabe que pasará con Polenta ni con Arismendi. Hay que barajar y dar de vuelta.
Y hay  que ir mechando juveniles, los dos de la sub 20, Cohelo, y algún otro con condiciones que ya vimos con el Cacique Medina.
Ah me olvidaba, si se queda hasta fin de año, Rodrigo Aguirre debe ser el centro delantero, y  Silveira y su voluntad al banco, estoy convencido que no es jugador titular para Nacional.
Un panorama general poco alagueño, por como se está jugando, porque buenos futbolistas hay en el plantel para jugar mejor, ya lo hemos dicho mil veces, y entonces porqué juega tan mal, la pregunta surge sola, no será el entrenador que la viene pifiando hacer rato y busca justificaciones a todo.
No creo que la apelación de Chapecoense prospere, todo es muy claro, pero siempre hay un pero, sería catastrófico para Nacional.
Habría mas para decir, pero ya me estoy volviendo repititivo en los juicios y en la opinión. Hace rato dejé de ser optimista con el equipo actual, de como juega, porque jugando mal ganás dos o tres partidos como máximo , después perdés como nos está pasando en estos momentos. Y ha quedado clarísimo que perder infamemente el campeonato apertura contra Defensor jugando horrible, trajo estas tempestades y la estamos pagando.
A un barco escorado, hay que enderezarlo rápido, si quieren que siga navegando, y este equipo de Nacional está escorado.


                                                                 Enrique  Bello



lunes, 22 de mayo de 2017

SE VIENE EL FALLO ESPERADO

Faltan pocas horas para que la Confederación Sudamericana con su Comisión de Disciplina, de a conocer quien ganó definitivamente el partido Lanús Chapecoense en Buenos Aires.
Si queda plasmado el resultado final a favor de los brasileños o los argentinos lo ganan en la liga.
Como han ocurrido los acontecimientos, no hay duda que la inhabilitación del jugador brasileño es muy clara. Pero la duda se provoca por la firmeza de su presidente, que para lo que hizo, algún as en la manga debe tener.
La espectativa es grande, la incertidumbre aún mas.
Lanús ya jugó con suplentes el fin de semana, eso indica algo. Porqué no jugaron con suplentes, si estában tan seguros de que su protesta tendría andamiento.
Ahora los titulares, vendrían a Montevideo, a jugarse la posibilidad de clasificación, frente a Nacional.
Todos los Bolsos estamos ansiosos, porque si gana Chapecoense, nuestra institución no la tiene tan fácil. 
Y yo agrego, si Nacional hubiera ganado al Zulia en Venezuela, cuando tuvo todo para hacerlo, frente a un equipo mediocre por solemnidad, casi de Liga Universitartia, no estaría esperando este fallo, de un partido en el que no participó, y ya estaría tranquilo y clasificado.
No fue así, porque jugó muy mal y casi termina perdiendo por gruesos errores cometidos en integración, en planteamiento de juego, en los cambios, y por el bajo rendimiento de jugadores, que en muchos casos se vieron muy agotados por viaje largo, cancha pesada, calor, humedad intensa, y pagando tributo a un esfuerzo importante y desgastante, tres días antes, frente a Sud América.
También hay que expresar, que Martín Lasarte ha tenido problemas enormes en la conformación de un equipo titular, por lesiones, suspensiones, enfermedades, accidentes, etc.
Y esas son circunstancias atenuantes que nosotros no dejamos de lado. Lo que mas hemos criticado y que es indesmentible, es que Nacional ha jugado mal, y eso a la larga se paga. 
La esperanza está siempre latente, porque hemos sostenido a pie juntillas, que éste plantel tiene varios y determinados buenos jugadores, como para brindar mejor espectáculo y no sufrir tanto, como ocurrió en muchos partidos de un campeonato apertura que se perdió infamemente.


                                                          Enrique Bello

domingo, 21 de mayo de 2017

LA TECNOLOGIA EN EL FUTBOL

Está llegando de apoco, hace tiempo venía pensando que iba a ser importante, con mi esposa con quien casi ni hablo de fútbol, hace mucho pero mucho tiempo, me venía marcando que esto tendría que llegar para modificar malos fallos arbitrales.
Y vemos que las pruebas se comenzaron a aplicar en torneos juveniles, y alguna otra competencia de menor valía. Ya hemos visto algunas, a Uruguay le llegó hoy, y a favor, con un penal después malogrado.
Analizando mas en profundidad este tema, ya no estoy tan convencido que sea una solución definitiva para el fútbol, por la sencilla razón, de que hay que parar el partido, con la pelota en juego en cualquier parte del campo, y por orden de quienes manejan el video. De esa manera se toma la decisión de cambiar el trámite de la jugada en proceso, para un lado u para otro generando confusión en los asistentes, y en los televidentes y hasta en los propios futbolistas.
Me da la sensación que con esta nueva modalidad, se desnaturaliza la competencia deportiva, porque si bien en todo encuentro hay jugadas dudosas, malos o muy malos arbitrajes, también los técnicos y jugadores se equivocan y en gran forma.
Los equipos arbitrales por lo menos en América se conforman con cuatro personas, es decir ocho ojos, están obligados a seguir el juego bien de cerca, por lo que para ello, deben estar bien entrenados físicamente, por lo que quedan obligados a tener poco margen para la equivocación. 
En Europa la cosa es distinta, ya en partidos de relevancia colocan árbitros detrás de los arcos, que le dan otra ayuda al árbitro central y a los asistentes como se les denomina hoy a los líneas, que tienen que cumplir otras funciones, que no tenían en tiempos no muy lejanos.
Yo pienso y esto es muy personal, que el video debiera usarse solamente para determinar si una pelota entró o no entró al arco, porque un gol convertido y no validado, como una pelota que no entró al arco y dan gol, se transforman en fallas muy graves, con consecuencias nefastas para el equipo arbitral
Por ahora no hay rayos laser en los ojos de la gente.
Pero parar el partido para observar jugadas que puedan traslucir dudas, porque gente, de la que presumo especializada, diga cual o tal cosa, vamos para atrás, un partido en vez de 90 minutos tendría 120 y entonces el caos tanto adentro como afuera de la cancha, sería monumental.
Señores de la FIFA dejen todo como está, que está bien así, no inventemos que ya los ingleses desde la creación de este popular deporte, nos enseñaron que por algo lo hicieron, es lo que hay, y
 si lo analzamos bien, fueron unos fenómenos. La polémica sobre el error, estuvo, está y estará siempre, mas allá de beneficios o perjuicios circunstanciales, es lo que hizo apasionante al fútbol en el mundo.
Como final si digo, que en lo que hay que hincar el diente, es en la honestidad y deshonestidad de los equipos arbitrales y cuando corresponda, aplicarles sanciones ejemplarizantes. Eliminándolos de su profesión para siempre, cuando se comprueben claramente acciones reñidas con el deporte. Van a ver como todo mejora.
Pero este invento de los videos en el fútbol, por favor nó.


                                                         Enrique Bello


                                               


sábado, 20 de mayo de 2017

ALGO HAY QUE DECIR

Se ha sabido en las últimas horas, del fallo promulgado por la CONMEBOL, en relación al partido disputado entre Peñarol Palmeiras en el Cementerio del Siglo.
El asombro no pudo ser mas grande al conocerse el mismo.
Un partido de suspensión a la cancha, a cumplirse en un encuentro que no tiene la mínima trascendencia, porque el carbonero está eliminado. Y todavía se dice sin público local, cuando era sabido que ni los familiares de los jugadores iban a ir.
Una multa de ciento cincuenta mil dólares, una propina para Damianito, fue lo último para una sanción que después de lo visto no tiene pie ni cabeza.
Pero la prensa como era dable esperar, salió con todo, a hablar de un gran triunfo político del manya, ya se rajaron las vestiduras con loas y felicitaciones de todo tipo para el gordo Barrera, el abogado contratado y Damianito que fueron dos veces a Asunción a pedir la gran limosna, que finalmente consiguieron.
Un precedente nefasto, de la propia Confederación Sudamericana, que aunque parezca mentira le arrancó la cabeza mas a Palmeiras que a Peñarol, increible pero cierto.
Las comparaciones con la sanción a Nacional, de cinco partidos  de suspensión al Parque Central, dicen que es distinta y que no se actúa igual en la Comisiones disciplinarias de AUF que en las de Conmebol. Magnífico, brutal, pero a todas luces escandaloso.
Que se movieron bien, no hay ninguna duda, que lograron el objetivo buscado, tampoco, fieles a su tradicional e histórico manejo sucio, del que han hecho gala durante toda su existencia.
Otra verdadera verguenza en un fallo benévolo hacia una institución, que por su forma de actuar no lo merece.
Veremos de aquí en mas que ocurre, como actuará la Conmebol en otros casos, porque hoy te da y mañana te quita.
Una demostración cabal de que el fútbol está podrido, ya ni los antecedentes por desastres cometidos, se tienen en cuenta.
Si tendremos razón, desde hace años cuando hablamos de que Peñarol no es adversario, sino enemigo deportivo de Nacional, y así se mueve en las sombras para lograr por vías poco ortodoxas, lo que no puede en las canchas hacer limpiamente.
Provocaron un desastre, y son premiados, con la valoración de ese periodismo pro, que les bate el parche rindiéndole pleitesía por su accionar político, en vez de atacar la raíz de su propia enfermedad anti deportiva de la que sin ninguna duda se transforman en cómplices.


                                                               Enrique Bello